Una colección de aire invernal inspirada en los países nórdicos.

En estos países los inviernos son largos y disponen de pocas horas de luz natural, por lo que resaltamos un colorido luminoso donde los tonos mostazas destacan sobre los marinos, crudos y marrones.

Destacamos una gran variedad de calidades: bámbulas de doble gasa, paños de lana, viellas, panas... un gran surtido de tricotosas con jacuares de vivos colores y diferentes ochos, aportando grosor y calidez a nuestras prendas.

Aplicamos los volúmenes en vestidos y blusas bordadas en combinación con prendas de paño, como bermudas, pichis y faldas con tirantes de aspecto muy actual.

Completamos el look de nuestros niños y niñas con un surtido de chaquetones estampados, capas, ponchos y chalecos de pelo.