¡Hola familia Charanga!

Hoy os traemos el… ¡¡cookie challenge!!

Objetivo: Comer la galleta sin utilizar las manos.

Si no habéis podido ir a la compra, os dejamos una receta súper fácil para hacer galletas de diferentes formas.

RECETA GALLETAS

Aviso a navegantes, si no tenéis moldes los peques pueden hacer las formas directamente con las manos, ¡a ser creativos!

Ingredientes:  

  •     300 g de harina de fuerza
  •     250 g de mantequilla a temperatura ambiente
  •     140 g de azúcar glas
  •     2 cucharaditas de extracto de vainilla
  •     1 yema de huevo
  •     1 pellizco de sal


Preparación:

1. Tamizamos la harina en un recipiente y reservamos.

2. En otro recipiente mezclamos el azúcar con la mantequilla. Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente o que la calentéis en el microondas un poquito. Si tenéis unas varillas para batir mucho mejor, así quedará una masa homogénea.

3. Una vez esté bien mezclado añadimos en extracto de vainilla y el huevo. Seguimos removiendo hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.

4. Por último agregamos la harina y la sal. Mezclamos todo hasta que se integren bien todos los ingredientes. Es mucho más fácil hacerlo con las manos ya que hay que emplear fuerza. La masa no debe quedar pegajosa, y sí de textura suave y blanda.

5. Saca la masa del recipiente y trabájala sobre una superficie plana. Si ves que ha quedado un poco seca puedes poner un poquito de leche. Cuanto más amasada esté la masa, ¡más ricas estarán las galletas!

6. Cuando esté bien amasada ponla encima de un trozo de papel vegetal y cúbrela con otro trozo. Con un rodillo le damos varias pasadas hasta tener el grosor deseado.

7. Guardamos en la nevera 10 minutos.

8. ¡Listo! Ya podéis sacarla de la nevera y empezar a hacer las formas.

9. Hornear las galletas a 180° durante 12-14 minutos.

10. ¡Cookie challenge!

Galletas1  

galletas2

 

¿CÓMO HACER EL COOKIE CHALLENGE?

Objetivo: Comer la galleta sin utilizar las manos.

Ponle la galleta en la frente y poco a poco tiene que ir moviéndola hasta llegar a la boca.


¡Aquí os dejamos un ejemplo!